Follow Me

Close

Rondaba el mes de Abril de este año y hacían ya casi cuatro meses que estaba instalada en Buenos Aires; ya me estaba poniendo bastante inquieta. Después de un año a puro viajes y vida nómade, sentía que la ciudad y la rutina me habían atrapado. Necesitaba movimiento, aire, caminar, conocer, explorar…

Siempre me gustó viajar; siempre supe que era algo que amaba y sumado a eso, soy una persona un tanto inquieta. Tengo días en los que no tengo ganas de hacer nada, pero la mayoría de las veces necesito moverme y hacer.

En fin, estaba en mi casa, y me llega un mensaje de una amiga que dice ¨Me voy a Chile, ¿venís?

¡El corazón se me aceleró! Me brillaron las pupilas: ¡mi amiga de Madrid cerca! Me puse manos a la obra a buscar pasajes baratos, escribir a mis amigos que viven allá y entre averiguaciones y oportunidades saqué pasajes con millas! En una semana ya tenía el viaje definido.

Ya conocía Santiago y este viaje se caracterizó mas en visitar amigas, charlas, almuerzo, paseos…

Santiago es parecido a Buenos Aires pero esta rodeados por la cordillera: ¡cambia todo! Es como que salís y la naturaleza te esta rodeando!

                                                      La cordillera y el smog

                                            La sorpresa y belleza de lo natural

A veces solo necesitamos movernos; puede ser viajando o solo cambiando el trayecto de vuelta a casa. Moverse, no quedarse quieto, porque la manera de avanzar es moverse, es seguir…